IVFarma

La compañía biotecnologica IVFarma, con sede en el parque tecnológico moscovita Slava, se dedica a la creación de fármacos conra la infetilidad humana. El director general de la compañía, candidato en química, Mijaíl Pólzikov, comentó en entrevista a Investportal cómo las producciones de su empresa traen la felicidad a las familias rusas.

– Mijaíl, ¿hace cuánto existe la compañía IVFarma?

– La compañía fue creada en 2012, recientemente se cumplió su aniversario, ya tenemos 6 años. Por un lado, para una empresa emergente farmacéutica, este es un plazo breve, por otro lado, hemos logrado hacer mucho eneste tiempo y estamos orgullosos de nuestros logros. Comentaré brevemente por qué elegimos esta dirección de trabajo. Este año Louise Joy Brown, la primera persona en nacer gracias a la fertilización in vitro, cumplió 40 años. En la actualidad ya son más de 5 millones no bebes largamente esperados que nacieron gracias a esta tecnología. Las tecnologías de apoyo reproductivo también son muy solicitadas en Rusia,y la cantidad de clínicas especializadas y ciclos de fertilización in vitro crecen de año en año.

La plantilla de los empleados de la compañía actualmente es de 20 personas. Todas ellas tienen experiencia de trabajo en institutos de investigación científica tanto en Rusia como en el extranjero, en clínicas de reproducción asisitida  en compañías farmacéuticas globales.

– ¿Qué medicamentos producen ustedes?

– Nuestro primer medicamento fue Primapur®, una horomona foliculoestimulante humana recombinada, que se espusa como estimulata para generar óvuls en el organismo femenino como parte de los programas de fertilidad asistida. Este medicamento se obtiene pr medio de ingenería genética en base a células de hamster chino en un biorreactor especial.

Primapur® superó exitosamente las pruebas comparativas preclínicas y físico químicas, la investigación con la participación de mujeres voluntaras, la llamada prueba de equivalencia biológica o fase I. También concluimos recientemente la mayor investigación inscrita en el registro del Ministerio de Salud de Rusia para la estimulación de ovarios en un programa de fertilidad asistida.

El objetivo de la investigación radicaba en demostrar estadísticamente la equivalencia de nuestra fórmula a su analogo occidental existente en el mercado. En la investigación participaron 3 clínicas de fertilidad asistida de Moscú y la región de Moscú, 110 parejas que fueron tratadas por infertilidad por medios de fertilización in vitro. En noviembre del año pasado nació el primer bebe de una pareja que participaba en nuestra investigación: ella utilizo justamente nuestro fármaco Primapur® para la estimulación. Esperamos obtener el permiso de circulación del Primapur® en Rusia a principios del año que viene, lo que nos permitirá sacar al mercado nacional la primera horomona foliculoestimulante humana recombinada en un cómodo autoinyector, totalmente desarrollado y producido en Rusia.

– Mijaíl, ¿y el autoinyector es también un desarrollo de ustedes?

– Si, otra dirección de nuestro desarrollo, no menos importante, es la creación de un autoiyector para que las pacientes puedan suministrarse ellas mismas el medicamento. Creamos un autoiyector único para inyectarse la horomona foliculoestimulante humana recombinada, con un paso mínimo de medición de la dosis aplicada equivalente a 5 unidades internacionales de actividad de la hormona. Este paso mínimo permite al médico especializado en reproducción elegir y corregir individualmente la dosis diaria para cada paciente con mayor exactitud.

– ¿En qué otros nuevos fármacos trabajan actualmente, qué investigaciones llevan a cabo?

– Claro que no pensamos detenernos en un fármaco desarrollado, incluso tan complejo de sintetizar como la horomona foliculoestimulante humana recombinada, y ya desarrollamso jnto a cientificos de organizaciones pertenecientes a la Academia de Ciencias y el Ministerio de Salud de Rsuia otras fórmulas biotecnológicas. Confiamos que ellas hallarán su aplicación en la rama de la reproducción humana. Además, junto a cientificos de la Universidad de la Academia de Ciencias de Rusia de San Petersburgo, comenzamso a invesigar una nueva y prometedora molécula para el tratamiento de la infertilidad femenina y masculina, pero aquí solo estamos en el comienzo de un interesante camino de investigaciones y desarrollos. Asumimos nuestro trabajo con optimismo, creemos que en el futuro  podremos ayudar a una mayor cantidad de parejas a convertirse en padres felices.

Otra entrevista